microinjerto capilar, Sin categoría

Trasplante de cejas

El trasplante de cejas es una de as áreas más delicadas del trasplante capilar

El trasplante de cejas es un motivo habitual de consulta

Las cejas tienen una función de protección de los ojos, le dan al rostro un carácter especial y nos ayudan a la hora de expresar nuestras emociones

Dos semanas después de la intervención (buen resultado estético, sin lesiones)

 

Resultados a los 9 meses

Consejos prácticos

En este post te damos algunas ideas en caso de que te estés planteando consultar a un cirujano capilar

Los puntos más importantes que deberías tener en cuenta a la hora de consultar con un profesional son:

 

  • Proceso de diseño de las cejas
  • Estudio previo
  • Cómo me van a extraer los folículos de la zona donante
  • Cómo me los van a implantar
  • El tratamiento que tendré que hacer después del trasplante. Se pueden añadir otros tratamientos
  • Cómo va a ser el seguimiento

 

Hay que recordar que el proceso que seguirán los injertos en la ceja es el mismo que en el trasplante capilar en el cuero cabelludo. Es decir, el cabello implantado se caerá a lo largo del mes post-trasplante y posteriormente, comenzará a salir el nuevo cabello a partir de los 3 meses

 

Si después de leer este post deseas información adicional, puedes hacer click aquí para contactar con nosotros

medicapilar, microinjerto capilar, Sin categoría

Trasplante capilar facial

 

cirugia-capilar-facial

Algunos ejemplos de Trasplante capilar facial

El trasplante capilar no sólo se realiza en el cuero cabelludo de la cabeza. De hecho, cada vez hay más demanda de trasplante capilar facial

Este tipo de trasplantes normalmente implican un menor número de folículos que los del cuero cabelludo, pero no por eso se les debe considerar menos importantes

De hecho, suelen ser técnicamente más complicados por la zona a tratar o por existir una piel en peor estado

 

Barba, bigote, cejas, cicatrices

 

Se puede hacer un transplante capilar en barba, bigote o cejas, entre otros

También se pueden hacer un trasplante capilar facial en zonas de cicatrices, causadas por accidentes o por cirugías previas

Mediante la técnica FUE (Follicular Unit Extraction) podemos extraer los folículos que más se adapten a la zona que queremos tratar. Si queremos repoblar una barba, necesitaremos folículos con más o menos unidades dependiendo de la zona a tratar

Igualmente, si una cicatriz está en primera línea deberemos buscar unidades más finas. Si está en zonas más internas, tendremos que seleccionar unidades más gruesas o con un mayor número de cabellos

Los pasos de la cirugía son prácticamente similares al resto de intervenciones con la técnica FUE. Los folículos se seleccionan, se preparan y se colocan en la zona a tratar según el diseño elegido y consensuado con el paciente

No obstante, a veces hay que preparar la zona receptora, por lo que es importante la valoración previa por parte del especialista

 

Aspecto de la barba inmediatamente después de realizar el microinjerto

El postoperatorio de la cirugía capilar facial

 

Como siempre, también es fundamental un seguimiento personalizado

Las primeras 48 horas puede aparecer un ligero edema en la cara. No tiene importancia ninguna ni le planteará ningún problema grave y se resolverá espontáneamente en 48 horas

La piel de la zona facial es sensible, normalmente puede presentar un enrojecimiento superficial que puede durar en torno a 7-10 días

Los folículos trasplantados habitualmente comenzarán a crecer a partir de 3 meses. El resultado final se podrá apreciar en 9-12 meses

En el caso del microinjerto de barba, no es recomendable afeitarse la barba durante al menos 15 días tras el transplante

Una vez haya crecido el pelo después de un trasplante capilar facial se deberá recortar aproximadamente cada 2 semanas. A veces, tendremos que darle forma con ceras o geles fijadores

microinjerto capilar, pacientes, Sin categoría

Caída del cabello en jovenes

Alopecia en paciente joven

El aspecto de nuestro pelo es un elemento esencial de nuestra imagen, autoexpresión y autoestima. El cabello es un indicador de edad, estatus social, estado general de salud física o mental y de ideología

La caída del cabello en jóvenes puede tener un gran impacto en la forma en que somos percibidos, en la propia percepción de nosotros mismos y en nuestro bienestar

Muchas veces los pacientes vienen confundidos a la consulta debido a la ingente cantidad de información disponible en Internet. Como profesionales, además de realizar un buen diagnóstico y proponer algún tratamiento en caso de que sea necesario, también debemos tranquilizar al paciente y aclarar en lo posible alguna de sus dudas. En este artículo resumimos varios de los puntos que suelen surgir de manera más frecuente

¿El pelo se cae por culpa de la grasa?

No. Técnicamente, en la alopecia androgenética el cabello no “se cae”, sino que, por acción de un derivado de la Testosterona (que se fija en un receptor del folículo), el pelo se vuelve cada vez más débil (miniaturización) hasta que se convierte en un vello fino. Este vello fino con el tiempo acabará por desaparecer. No es cierto que la caída del pelo sea debida a que la glándula sebácea libere grasa que al final ocluye la salida del tallo piloso y esto pudra el cabello

Muchos pacientes que se quedan calvos por alopecia androgenética suelen tener mucha grasa en el pelo. Esto es debido a que el mecanismo que produce el debilitamiento del cabello también está implicado en la producción de grasa

No queremos decir que la grasa no haya que tratarla, por supuesto, pero el pelo no se ve retenido debajo del cuero cabelludo ni se pudre. Alguna vez habremos visto un cabello enterrado o que crezca en sentido inverso a través de la piel

Si el pelo es capaz de atravesar la piel humana, cómo no va a perforar un tapón de grasa por denso que sea

¿El “clareo” es un signo precoz de la caída del cabello pero se puede esperar?

No. Si una persona “clarea” en alguna zona no es un indicio menor, es que ya ha perdido al menos el 50% de la densidad que tenía

Puede ser el primer signo visible de alopecia pero posiblemente el problema existe desde hace tiempo,. Debemos saber que probablemente estamos llegando tarde aunque quizás todavía haya solución. Por tanto, se necesita conocer la causa y actuar

Todo ayuda. Ante una caída estacional asociada a alopecia androgenética, en unos meses se frenará en parte. Podemos reducir el número de cabellos que perdemos utilizando un complejo vitamínico específico y una loción anticaída. En cambio, un champú anticaida es un producto complementario, ya que lo usamos durante unos segundos y luego aclaramos. No es el tratamiento

¿El trasplante capilar es una solución definitiva en casos de alopecia androgenética?

No. En las manos adecuadas, resuelve el problema en la zona tratada pero no nos podemos relajar y debemos seguir cuidando el resto del cabello

Si abandonamos completamente el tratamiento, con los años, la alopecia seguirá avanzando en otros lugares donde no hayamos trasplantado y nuestro aspecto no será nada natural. No es necesario verse completamente calvo para hacerse un trasplante y, de hecho, cada vez se operan hombres más jóvenes

Aunque no haya una edad mínima, no es habitual que operemos a pacientes menores de 30 años. Para un buen diseño, hay que tener una idea clara la evolución de la alopecia para que la satisfacción a largo plazo sea óptima

En resumen

Las tres claves para que un tratamiento sea efectivo son:

 

  • Si tiene un problema, admítelo y actúa. No hay nada peor que autoengañarnos. En una reciente encuesta que hemos realizado entre más de 100 hombres españoles, el 64% observaba que en su entorno social y/o laboral cercano hay hombres que tratan de ocultar la pérdida de cabello, con peinados muy “trabajados” o dejando alguna zona con el pelo más largo de lo normal para cubrir algún área de clareo
  • No seas impaciente esperando efectos inmediatos. Para bien o para mal el pelo es muy lento. Se tardan unos 6-12 meses en apreciar los primeros resultados. Los productos “milagro” que en 3 meses muestran resultados espectaculares resultan cuando menos, sospechosos
  • Muchos tratamientos hay que usarlos diariamente. La forma de administración también es muy importante. Por ejemplo, las lociones hay que aplicarlas con un suave masaje para que llegue al cuero cabelludo

La influencia familiar existe, y es verdad (tanto la de la familia paterna como la de la materna). No obstante, el hecho de que tengamos predisposición no siempre implica que vayamos a ser calvos de adultos, sobre todo si consultamos a un profesional y ponemos remedio cuando aún somos jóvenes

Si deseas más información, haz click aquí para contactar con nosotros

medicapilar, microinjerto capilar, pacientes, Sin categoría

Trasplante capilar sin rapar

Visita botón.es para participar. (2)

Rapar o no rapar

La técnica “clásica” de trasplante capilar mediante la técnica FUE implica rapar la cabeza del paciente. Según preferencia del cirujano, se suele rapar al 0,5 en toda la cabeza, y especialmente en la zona donante (detrás y por los lados). El cirujano también suele preferir rapar en la zona receptora

Pero la idea de tener su cabeza rapada para muchas personas puede ser una perspectiva poco atrayente por razones profesionales o sociales. A una cierta edad, no nos vemos bien con el pelo completamente rapado. Por eso, sabemos que para muchos pacientes resulta muy interesante la técnica de trasplante capilar sin rapar

Esta técnica consiste en rapar sólo un área de la zona donante, que luego se tapará con el propio cabello del paciente

Al mismo tiempo, en muchas ocasiones la zona receptora se puede tratar de manera discreta. De este modo no se notará demasiado que nos hemos realizado una cirugía

Zona donante rapada solo en una zona, que es de donde vamos a extraer. La zona donante quedaría tapada por el propio pelo del paciente

 

El trasplante capilar sin rapar resulta muy interesante para aquellos pacientes que, por preferencias personales, no desean pasar por la experiencia de un rapado que cambie su aspecto físico durante meses

 

 

En primer lugar, queremos dejar claro que rapar no es un “capricho” del médico. Es cierto que rapar completamente la cabeza es muchas veces preferible de cara al cirujano:

  • Tenemos un campo quirúrgico más diáfano y vemos mejor dónde hay que actuar
  • Podemos limpiar mejor el posible sangrado que aparezca durante la cirugía
  • El pelo implantado no se enganchará con el pelo existente
  • Los folículos que se salen de su lugar se recuperan con más facilidad para ser introducidos
  • Los lavados en los días posteriores a la cirugía son más sencillos

 

Paciente inmediatamente después de la extracción. Se aprecia la zona donante totalmente cubierta por su propio cabello, de manera que resulta indetectable

Sin embargo, sabemos por experiencia que no todos los pacientes se quieren rapar, por diversas razones también:

  • No es un look al que estén acostumbrados
  • Les parece que se sale de la norma social
  • No quieren que se note que se han operado
  • Solo el hecho de verse rapados puede resultar una mala experiencia a nivel psicológico

Trasplante capilar sin rapar

En la imagen, zona receptora sin rapar, que permite ocultar los implantes con el propio cabello del paciente (inmediatamente tras la cirugía). En pocos días, el paciente podrá taparse la zona receptora con su propio cabello haciendo el proceso de crecimiento del cabello implantado mucho más discreto

 

Técnica FUE de trasplante capilar sin rapar

Antes de la extracción, recortamos con unas tijeras especiales unas zonas estratégicas en la zona donante para dejar accesibles los grupos de folículos que vamos a extraer

El tamaño de la zona donante a recortar la definirá el médico en función de los folículos que se necesiten (dependerá por tanto de la zona a tratar)

En caso de que la zona a tratar sea muy grande, es posible que el médico decida realizar varias cirugías, separadas en el tiempo

Estas zonas donantes luego se podrán ocultar fácilmente con los cabellos circundantes para no dejar signos visibles de la intervención después del procedimiento

 

Esta técnica resulta muy laboriosa y requiere mucho tiempo. Por otro lado, la prioridad es que el área de extracción sea totalmente indetectable. Por lo tanto, normalmente no se puede realizar una extracción muy intensiva

Como regla general, se suelen extraer como máximo 1.000 injertos (unos 2.500 cabellos) en un solo día. Si fuera necesario, se puede realizar una nueva cirugía unos meses después, una vez se haya recuperado la zona donante

El paciente debe ser consciente de ello, ya que solo se podrán cubrir zonas de mediano tamaño. Si queremos cubrir un área amplia, tendremos que repetir la intervención en unos meses

La implantación también resulta técnicamente más dificultosa porque tenemos todo el cabello del paciente alrededor

 

En esta imagen se muestra una de las opciones que tenemos: rapar una zona de la parte de atrás, que luego taparemos con el propio cabello del paciente
En la imagen derecha, se muestra la zona donante de otra paciente una vez concluida la extracción; como se puede ver, está completamente cubierta e indetectable

Dependiendo de la zona que vayamos a tratar, posiblemente sea recomendable esperar unos días antes de reanudar la “vida normal”

En algunos casos, el paciente puede desear que tanto la zona donante como la receptora sean totalmente indetectables. Por lo tanto, el médico tendrá que extremar la técnica de implantación para que las costras y folículos implantados no sean excesivamente visibles

En otras palabras, si el paciente prefiere que la cirugía sea “discreta”, de nada sirve que la zona donante no se note si la zona receptora es demasiado evidente

No es lo mismo redensificar la zona central (puede ser indetectable) que las entradas o la coronilla, mucho más visibles y evidentes. En cualquier caso, en el plazo de 7-10 días la mayoría de pacientes no presentan señales visibles

 

La zona donante de un paciente que se realiza un FUE 2 años después de una tira. En este segundo procedimiento, el paciente no desea raparse entero ni siquiera toda la zona donante. Optamos por rapar un área de aproximadamente 65 cm2 de la cual extraemos 900 folículos, que es lo necesario para el trabajo que vamos a necesitar. Tras unos días, la zona donante estará cubierta y arriba puede mantener su estilo de peinado. Esta opción es preferible para muchos pacientes

Sigue siendo fundamental la agilidad a la hora de realizar el trasplante. Los folículos se mantendrán fuera del cuerpo el mínimo tiempo indispensable. Los folículos se conservarán en medio de conservación a baja temperatura. Posteriormente, los implantamos en la zona receptora siguiendo el diseño establecido

En la siguiente imagen se puede apreciar el aspecto del área donante justo después de terminar la extracción. Los orificios de extracción son de 0,8 mm y se distribuyen todo lo posible para no dejar marcas visibles una vez crezca el pelo. Dependiendo del trabajo a realizar, buscaremos un tipo de folículo (más grueso o más fino) por lo que en algunas zonas se puede optar por extraer o no extraer en función de la distribución natural del paciente

Típicamente la curación de la zona donante tardará unos 7 días pero si el paciente tiene cabello largo esta zona es literalmente indetectable desde el mismo día de la cirugía, lo cual resulta muy atractivo para ciertos pacientes

Asimismo, el paciente deberá ser muy estricto tras la intervención con los lavados y acondicionamiento del cabello. Tendrá que esperar unos días para retomar su rutina de cuidado habituales

La cicatrización y cuidado de la zona está influido por la presencia de cabello. En ocasiones, el lavado resulta más tedioso ya que alrededor de la zona injertada habrá cabello normal. Se requiere por tanto paciencia y buena comunicación entre el equipo profesional y el paciente

 

Este paciente acude para redensificar toda la zona requería un elevado número de unidades. Dado que mostró su preferencia de no  raparse la zona  receptora, optamos por rapar solo la zona donante y plantear toda la cirugía para adaptarnos a sus deseos

En condiciones ideales, cualquier cirujano preferirá rasurar enteramente la cabeza del paciente para que la cirugía sea más limpia y cómoda, y el postoperatorio menos problemático

Sin embargo, de esa forma perdemos una de las grandes ventajas de esta técnica, que es indetectable

 

Zona receptora de un paciente 10 días después de la cirugía

 

Aquí se puede apreciar el resultado final al terminar la cirugía. Toda la implantación se realizó sin rapar la zona receptora, lo que resulta mucho más discreto y llevadero para el paciente en el postoperatorio inmediato

 

En resumen, no existe la técnica “in rapar” como tal, sino que más bien existen pacientes con necesidades particulares y es posible adaptar la técnica, el diseño y los objetivos de la cirugía a sus preferencias

No existe una alternativa a la buena comunicación médico-paciente para obtener los mejores resultados, al igual que no existe el “café para todos” en esta particular técnica

Si deseas más información, haz click aquí para contactar con nosotros

medicapilar, microinjerto capilar, pacientes

Antequera

Cirugía CapilarAntequera

Microinjerto capilar en Antequera. Dónde puedes encontrarnos

Nuestro equipo te proporcionará el tratamiento de trasplante capilar en Antequera más avanzado en nuestro centro:

Localización de la Clínica Ramón y Cajal

C/Cantareros, Nº 14

Teléfono: 952 702 751

Haz click aquí si quiere contactarnos directamente

 

Infórmese de nuestra técnica especial “sin rapar”. Haga click aquí

Esta prestigiosa clínica es la pionera en Medicina y Cirugía Estética en la localidad. Por otro lado, está dirigida por el reconocido Dr. Diego Jiménez Bermúdez, especialista con más de 25 años de experiencia en el campo de la Medicina estética

Además del área capilar, en este centro, situado en pleno centro de Antequera, se ofrecen tratamientos eficaces y seguros de fotodepilación, celulitis y adelgazamiento, varices y manchas o liporeducción no estética, entre otros

Finalmente, la clínica cuenta con unas excelentes instalaciones y está ubicada en lugar de fácil acceso

clinica ramon y cajal antequera

Si deseas más información, haz click aquí para contactar con nosotros

 

medicapilar, microinjerto capilar, pacientes

Antes de buscar un profesional

Trasplante de cabello. Consejos para el paciente que desea encontrar al profesional adecuado

Si eres candidato a un trasplante de cabello o estás buscando un profesional, quizás te puedan servir estos consejos

Tomar la decisión de someterse a un microinjerto capilar es una decisión importante. Debes tomarla ayudado por un profesional sanitario que resuelva tus dudas y te dé la confianza necesaria

En la siguiente imagen encontrarás detalladas nuestras recomendaciones, que se resumen

 

  • Tus expectativas de cara al trasplante
  • Qué debes poner de tu parte
  • Lo que debes preguntar a tu médico
  • Quién te atiende en la primera visita
  • Qué tratamiento te proponen

¿Eres candidato a trasplante capilar?

Para saber más

medicapilar, microinjerto capilar, pacientes, Sin categoría

Relación médico-paciente

Relación médico-paciente

El trasplante capilar es un proceso dinámico

En toda especialidad médica, la relación médico paciente es fundamental. Constituye una de las bases de la ética médica y todo profesional la adquiere al inicio de su vida profesional y lo debe mantener durante toda su vida. En el caso del microinjerto, la relación medico paciente en cirugía capilar es obviamente muy importante

La cirugía capilar es tanto una forma de arte como una disciplina médica y da mucho mejores resultados si todo el proceso se realiza por parte del mismo profesional o al menos, por parte de un equipo de cirujanos entrenados en las mismas técnicas

En cambio, si a lo largo de la vida el paciente acude a varios cirujanos, el resultado puede ser muy poco natural. Cada uno de ellos puede tener su propio criterio y enfocará el tratamiento de una manera diferente. Por eso es tan importante que el paciente busque a un profesional que se haga cargo de él antes, durante y después de realizar un microinjerto capilar

Este profesional de su confianza, le propondrá entonces una o varias intervenciones

En la cirugía capilar, como en otras áreas de la Medicina, el resultado estético es muy importante. Además, en este caso, un buen cirujano capilar debe diseñar un plan de trabajo, consensuarlo con el paciente y, finalmente, llevarlo a cabo

Es muy importante que el paciente se sienta cómodo y entienda el diseño planteado por el médico. En caso de que no cumpla sus expectativas, el paciente debe poder comentarlo abiertamente. Es decir, el paciente debe sentirse siempre lo suficientemente cómodo para hablar. Un buen profesional siempre deberá actuar en consecuencia, pero sin caer en una actitud complaciente para evitar prometer lo que no se puede cumplir

 

El diseño, parte fundamental del resultado

A la hora de plantear el diseño, de cara a obtener la satisfacción del paciente, un cirujano capilar competente debe tener en cuenta:

  • Estado actual de su alopecia
  • Alopecia proyectada en el futuro
  • Densidad del área donante
  • Color del pelo y de la piel
  • Número de cabellos por unidad folicular
  • Textura y características del cabello: rizado, lacio, etc
  • Estilo de peinado del paciente y largo esperado
  • Si desea raparse o no a la hora de realizarse la cirugía

Si deseas más información, haz click aquí para contactar con nosotros

microinjerto capilar, Sin categoría

Mitos y realidades

 Mitos y realidades de los implantes capilares

La cirugía capilar es una disciplina relativamente nueva dentro de la Medicina. Por eso, para algunos pacientes no siempre es fácil encontrar la información que necesitan. Basándonos en lo que nos plantean los pacientes, hemos preparado estos mitos y realidades de los implantes capilares

 

Mito: todos los pacientes son virtualmente candidatos a cirugía

Realidad: lo primero que debes hacer es pedir consulta con un médico especializado en transplante. El profesional (1) deberá determinar la causa de tu alopecia y (2) corroborar que eres candidato. En ese caso, te informará del (3) posible plan quirúrgico, incluida la técnica más adecuada, el número de injertos que precisas, etc

olas VERY HIGH

Dentro de esto, existen contraindicaciones claras a la cirugía (por ejemplo, algunas causas de alopecia). A veces, hay factores que desaconsejan la intervención o requerirán una evaluación más sosegada (expectativa desproporcionada por parte del paciente, zona donante de baja calidad, etc)

En resumen, es fundamental llegar a un acuerdo entre el médico y el paciente para asegurar que se establece un objetivo realista y asumible por ambas partes

Mito: Cuanto mayor sea el número de injertos trasplantados en una sola sesión, mejor

Realidad: depende, esto puede ser verdad a veces, en función de las necesidades y preferencias del paciente. Es mejor trasplantar el pelo en pocas sesiones que en muchas (para minimizar molestias, también por organización del equipo). Las sesiones que son demasiado grandes suelen tener más riesgo de crecimiento sub-óptimo y pueden obligar al médico a extraer de áreas que no son ideales. Por otro lado, el microinjerto capilar es una cirugía de resultados, no de cantidades

A veces un número menor de folículos situados de manera estratégica pueden dar un mejor resultado que un número mayor colocados en sitio equivocado

Es preferible y hacer que el resultado estético sea tan natural como sea posible

Asimismo, el folículo que se extrae tiene un tiempo de vida fuera del organismo (a pesar de que lo mantengamos a baja temperatura). Cuanto menor sea el periodo entre la extracción y la implantación, mejor

El profesional le comentará dentro del plan terapéutico el número de sesiones que le recomienda y por qué.

Mito: Si eres joven no debes realizarte un trasplante

Realidad: En general, cuando la pérdida de cabello comienza a edad temprana, el patrón puede ser impredecible y obviamente la probabilidad de que progrese es elevada. Sin embargo, eso no quiere decir que haya que esperar a ser mayor para operarse. De hecho, según la sociedad internacional de transplante capilar (ISHRS) el 52% de los pacientes que se intervienen son menores de 40 años. Lo más importante no es la edad, sino que su médico diseñe un plan acorde a su patrón de alopecia. En ocasiones, este plan debe ser conservador para que, con el tiempo, el resultado estético sea el ideal.

olas VERY HIGH

Mito: Con las nueva técnica FUE, hay que raparse

Realidad: No siempre. En la zona donante, a veces puede ser suficiente con rapar una pequeña zona, de la que extraeremos los folículos, para después cubrirla con el resto del cabello

Con este sistema, llamado non shaven FUE, podemos obtener una limitada cantidad de folículos. En la zona receptora, la presencia de cabello largo puede interferir en la cirugía. La ventaja es que el cirujano puede fijarse en el cabello existente para implantar los nuevos folículos con la misma dirección e inclinación

En resumen, no raparse no es un obstáculo absoluto para realizar un FUE. No obstante el médico y el paciente deben ser conscientes de ello y planificar la cirugía acorde a esta circunstancia